miércoles, 2 de mayo de 2012

Alicia Patapam en los cuentos

  • CUENTO: Adaptación de “Alicia Patapam en los cuentos” de Gianni Rodari
  • CUÁNDO: 2 de mayo de 2012
  • DÓNDE: en el salón de actos del C.E.I.P. La Laguna de Sariñena
  • PARA QUIÉN: 4º, 5º y 6º de primaria

Llegó el momento de la actuación.
Utilizando como vehículo el cuento “Alicia Patapam en los cuentos” de Gianni Rodari, decidimos contarles una visión “un tanto diferente” de alguno de los cuentos tradicionales que de pequeños tantas veces hemos escuchado. 
Elegimos tres, "Ricitos de Oro", "Caperucita Roja" y "Cenicienta".
¿Quién no conoce estas historias?
Pero precisamente se trataba de "desmontarlos" y para ello se nos ocurrió hacerlo con unos monólogos divertidísimos que daban una versión mucho más moderna de aquellas historias, y que pensábamos que eran más adecuado para las edades que íbamos a tener delante


Todo empezaba un día de lluvia en el que Alicia Patapam no pudo salir a jugar a la calle y decidió coger un cuento. Alicia, sin saber cómo, se iba cayendo dentro de otros cuentos.
Nuestra narradora iba contándolo todo, situaba la escena, preguntaba al público, respondían, bla, bla, bla y de repente...
...empezaba a sonar una canción "Osito gominola, osito gominola..."
y aparecía por el fondo del salón ¡un oso! que venía a contarnos su versión particular de Ricitos de Oro, que nada tenía que ver con el cuento que todos nos sabemos ¡vaya niña consentida esa Ricitos!
Pero el cuento tenía que continuar y Alicia Patapam sin darse cuenta... se cayó en otro. 
Y otra vez se escuchó una música, ¡otra interrupción! ¡qué fastidio!
"Hola, mi amor, soy yo tu lobo..." 
Entre el público estaba sentada ¡Caperucita Roja!, que cogió su cesta y su capa, pero ¡qué Caperucita tan rara! no era la que estamos acostumbrados a ver en los cuentos, ¡cómo nos hizo reir a todos!¡se nos escapaban las lágrimas!
  "Caperucita roja, caperucita roja, ¿a quién se le ocurre ponerle ese nombre a su hija, es como si a ti te llaman "calzoncillos verdes"

Y al final Alicia Patapam se cayó en el cuento de la Cenicienta...
"Allí me colé y en tu fiesta me planté, cocacola para todos..."

y nos presentaron a Cenicienta, que era muyyyy tímida y estaba escondida detrás del teatrillo de títeres, y resulta que ¡no le gustaban las fiestas, ni los vestidos con lazos! ¡ni vivir en palacios!... lo que quería era viajar por el mundo y decidir su propia vida. Así que se escapó del cuento. Igual alguien se la encuentra por ahí.

La puesta en escena de este cuento fue todo un reto para nosotras. Se trataba de hacer un monólogo y encima gracioso ¡casi nada!. Supuso dejar las vegüenzas en la puerta, pasar muuuchos nervios pensando que quizás no estaríamos a la altura de lo que este público más exigente esperaba.
Para superar estas dificultades recurrimos a algunos estrategias, como fue que el oso saliera con una careta o que Cenicienta hablara a través de una marioneta, pequeños trucos que nos ayudaron a controlar ese miedo escénico.
Pero al final se rieron mucho y como siempre, participaron encantados. 
Al fin y al cabo, aunque los veamos muy mayores, no dejan de ser niños, y a TODOS nos gusta que nos cuenten cuentos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada